Los puntos tienen un amplio valor tanto gramatical como reflexivo, porque este signo de puntuación es uno de los más básicos, con el cual se avisa o se demuestra que existe el final de una oración o de un párrafo, sin embargo dentro de su clasificación varía la finalidad del mismo.

El uso del punto tiene demasiadas variaciones, como el punto seguido, el punto final, el punto y coma, el punto suspensivos, donde cada uno de  ellos consiguen aportarle la forma y estructura a cualquier texto, lo que vuelve más fácil su comprensión y lectura con exactitud, que es donde corrector hace su función.

EL USO CORRECTO DEL PUNTO NO PUEDE FALTAR EN NINGÚN TEXTO

Es mucho más común de lo que piensa la revisión gramatical del uso del punto en todas sus variaciones, dentro de la mayoría de las correcciones de algunos textos, la falla más frecuentes, solo se observa en sus clasificaciones, porque si se emplea de forma correcta, pero cuando se excede sin duda también se cataloga como una mala aplicación.

Esto sucede con los puntos suspensivos, cuando es un texto extenso, y se compone por diversas oraciones dejadas a la incertidumbre del punto suspensivo, porque se entiende como que la idea continuará, pero si se repite excesivamente será un texto hueco, a menos que sea una poesía, algún tipo de texto con estructura particular.

Por ello, es importante corregir cuando cabe utilizar este tipo de signo de puntuación o no, por otro lado el punto y coma, es uno de los más desconocidos, porque en realidad funge como un complemento para mencionar una lista de objetos o cosas de forma enumerada, separadas por una coma entre sí mismas.

LA DIVERSIDAD DEL USO DEL PUNTO

En la variedad del uso del punto, el punto y seguido suele tener choque o repele con las comas, porque se cree que es la misma función, pero no, esto va dirigido es a poder separar una idea de otra cuando ha sido finalizada, cuando se hablará de otro punto relacionado de la misma, es decir se corta brevemente la idea central de cualquier tema.

En cambio la ley o regla básica que es más fácil seguir, son las indicaciones de que al finalizar un texto o párrafo se coloca un punto, esto junto con el punto y seguido sirve para identificar el final de un párrafo o contar los mismos, por ello al revisar un texto son necesarios para medir su densidad, y poder leer cada una de las ideas de forma fácil.

Lo que ocurre con este signo de puntuación en particular, es que se observa tan común y muchas veces se emplea mal, cuando todos representan un uso de sumo cuidado, resguardando el sentido que se le desea dar al texto, lo que es complicado de por sí para cualquiera, donde se procura que todo vaya relacionado como una forma concisa.

La mejor manera de corregir estos tipos de detalles es a través del uso de nuestro corrector ortografico, junto con la práctica constante de ello, hay que seguir leyendo la mayor cantidad de información para corregir su forma de escribir, todo es cuestión de alimentar y educar su escritura, sobre todo en la actualidad que es la máxima expresión de las redes sociales.

CHROME EXTENSION